8:21 p. m.


Felices fiestas por adelantado, lectores de blogs!

No sé cuando podré volver a escribir, porque a donde voy, internet es una especie de marea que va y vuelve, y normalmente no me dará tiempo a contar nada. Os dejo mi lista de deseos y regalos para el próximo año. Animaos, y escribid los vuestros. Quién sabe, a lo mejor hay personas que estén dispuestas a cumplir vuestros deseos, o al menos, os hagan reír.

1. Una Wii (o en su defecto, una Nintendo DS)

2. Una ristra de libros pendientes, clásicos y no tan clásicos.

3. ¡El final de Nana!

4. Películas y novelas novedosas, nada de remakes de los 80. (Please!)

5. Un buen trabajo. O al menos, algo nuevo y diferente.

6. Que la cultura sea más valorada que el deporte.

7. Cambio en la política y en la economía de este país... y de otros muchos.

8. Publicar algo, lo que sea.

9. Que a todos nos toque la lotería. (Si deseo esto, supongo que a alguien de los que están leyendo le tocará).

10. Amor.



Como al espectador medio, me encantan las buenas pelis de terror, sobre todo aquellas que innovan y van más allá del mero "este personaje tiene que morir de la forma más dolorosa y espectacular posible", y si por medio está implicado J. Balagueró, pues mejor que mejor.


[REC] es una mezcla de géneros al estilo de "El proyecto de la bruja de Blair", pero más brutal en las imágenes y más cercano en el terror. Un equipo de televisión (la reportera y el cámara) están rodando un reportaje rutinario sobre el trabajo de los bomberos. La primera media hora transcurre de forma muy tranquila, mostrando lo típico de estos documentales de televisión: como viven los bomberos, como tiene que vestirse en pocos segundos, a que dedican el tiempo libre... Pero esa noche, reciben una llamada un poco rutinaria y nada emocionante: una anciana encerrada en su piso que parece que grita de dolor...

Lo que tienen que aguantar algunos cámaras... con tal de grabarlo todo...


El hecho de estar rodada con el estilo "cámara en mano", y de que los personajes parecen bastante reales (desde la familia de inmigrantes chinos, pasando por el "presidente de esta nuestra comunidad", hasta la señora pedante y pesada con su niña), hacen de [REC] una buena recomendación para el cine esta semana de sobresaturación navideña. Siempre y cuando no vivas sola en un edificio parecido al de la peli, porque si no... no duermes.



Atención al final, donde en 10 minutos, se explica todo el origen del contagio del virus. Parece que no, pero todo está tiene su explicación. No hacía falta tampoco, Romero nunca dijo en su película "La noche de los muertos vivientes" porqué pasaba lo que pasaba, y sigue siendo igual de válida... Aunque no se puede comparar, claro.

1:07 p. m.




El nombre de Persépolis hace referencia a unas ruinas de la antigua capital del imperio persa, antes de ser destruida por Alejandro Magno. Y también, es una serie de comics y una película de la única autora iraní de comics, Marjane Satrapi, exiliada en Francia por voluntad propia.



Marjane "Marji" vivió el momento en que el gobierno de Irán pasó de un dictador (el shá) a la revolución islámica. De repente, se vio obligada a llevar pañuelo, a no jugar con sus amigos y a vivir casi oculta. A pesar de la restricción, consigue escuchar Iron Maiden y Beeges. Como tiene un carácter rebelde y díficil, sus padres la envían a Viena a estudiar, y allí conoce Europa, experiencia que no fue del todo tan positiva como se creía al principio, y acaba regresando a Irán...


A ratos humorística (sobre todo, a la hora de relatar las incongruencias que tienen que soportar las mujeres), a ratos dura como un mazazo, también hay ternura, cierta mirada inocente y cinismo, como toda buena obra. A la hora de adaptar el comic, se ha suavizado algunas de las historias, otras las ha recrudecido y otras están acertadamente mejor expuestas. Podría hablar largo y tendido de muchas de las escenas, pero tengo dos que me hicieron revolverme en la butaca: cuando la madre de Satrapi se enfrenta a un guardia a la salida del supermercado, y cuando la abuela le dice que debe ser siempre digna y fiel a si misma.


Mi recomendación para el puente, eso si podéis encontrarla en algún cine.


******************


Después del puente... Hablaré de [REC], culpable de mis últimas pesadillas y de que ya no me fíe de la aparente calma del bloque de vecinos.

Un saludo, y feliz puente!

No, no me he ido de momento a ningún lado... Este fin de semana ha sido lioso, y ya dedicaré una entrada a las dos películas que he visto en el cine y a la breve visita al Expocomic 2007.



Pero la entrada de hoy está dedicada a los libros de este mes.


Empezamos por:



- "La vida de Pi" de Yann Martel.


Tengo un vicio de lectora, algo que solía hacer en la adolescencia y que de vez en cuando retomo: releo libros. Es decir, un día que no tengo nada nuevo que leer por casa y no tengo posibilidad de ir a la biblioteca o simplemente porque me acuerdo de algo del libro, vuelvo a empezar la lectura. El placer de releer algo (que no sea mío, porque entonces no es un placer, es un dolor de muelas) es el equivalente a encontrarte con un viejo amigo, con sus mismas ventajas e inconvenientes. Vuelves a disfrutar con la complicidad, los recuerdos, los pasajes más hermosos o los detalles que se perciben gracias a que no eres el mismo lector de hace años.


Toda esta introducción es para decir que sí, que ya había leído "La vida de Pi" hace ya años, y que disfruté con la relectura, aunque seguí viendo sus pequeños fallos en la trama, pero son como las arrugas en el rostro de alguien conocido: son señal de que el libro está vivo y que aún respira, que lo leo y siento la suficiente curiosidad para terminarlo.


La historia trata de Pi, un niño hindú cuya familia tiene un zoo en Pondicherry (India). La familia se muda a Canadá y embarca a los animales para venderlos en el nuevo continente. Durante la travesía, el barco se hunde, y Pi acaba en un bote salvavidas con: una hiena, un orangután, una cebra y un tigre de bengala (Richard Parker, el verdadero protagonista). Pi relata en primera persona como consigue sobrevivir a tan extraña circunstancia, con sus dosis de humor, reflexión y desesperación. Por supuesto, que no os engañe. Los animales son una metáfora (o no, podéis quedaros con el lado de realidad que más os guste) y la historia se puede leer desde distintos puntos de vista: religioso, humanista, aventura, ciencia ficción... Por eso quizá, merece una segunda lectura.


Otro dato curioso, se está preparando su adaptación al cine, aunque por lo visto ya han rechazado el proyecto Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón. El último director en la lista de posibles es Jean Pierre Jeunet. Más información: Life of Pi.



- "La espuma de los días", de Boris Vian. Tenía en pendientes leer esta historia, y por fin me he hecho con ella. En un mundo donde todo está vivo y responde a los sentimientos de sus dueños, un grupo de amigos viven sus respectivas historias de amor con final trágico. Para resumir la sensación que me dio este libro, diré que era como leer un cuadro de Dalí, donde los objetos se mueven, todo está al revés y no tiene sentido aparente. Pero el trasfondo de la historia es de lo más común: amor y muerte, unidos de la mano como en casi todas las grandes novelas.


Como dato muy curioso, tiene varias adaptaciones al cine, entre ellas una película japonesa llamada "Kuroe", (Chloe).


- Wicked: Memorias de una bruja mala. En proceso. Debería huir de las críticas buenas que leo, porque al final me pasa lo que me pasa. Que me leo cada truño insoportable...


Esta novela es una versión de la historia de "El mago de Oz", pero tratada desde el punto de vista de la bruja del Oeste, Elphaba. La futura bruja que se las hará pasar puñetas a la pizpireta Dorothy en realidad es solo una pobre chiquilla que, al nacer con la piel de color verde, vive rechazada e incomprendida; lo que la lleva a ser muy inteligente (vamos, la típica historia de cualquier nerd que se precie). Eso hace que, ya de adulta, desarrolle una faceta de revolucionara para ponerse del lado de los más débiles frente al tirano "mago de Oz".


Este es el tipo de fantasía que se lleva premios y hasta hacen musicales , que al fin y al cabo es reinventar algo que ya estaba, es decir, tomar todos los libros de la serie de "El mago de Oz", pasar por encima del cadáver del autor (Frank Baum, creo) y colar tus ideas en el medio para hacerlo tuyo. Aún así, tiene algún que otro momento curioso (me gusta que la futura bruja del Este - la auténtica dueña de los zapatos rojos- carezca de brazos), por lo que aún estoy en proceso de darle una oportunidad. Aún así, si antes del mes me llega otra novela interesante, me parece que con esta haré ¡plom!.
Con esto, y un saludo, hasta la próxima entrada que estará dedicada al cine.


No suelo poner dos entradas tan seguidas, pero es que esto me ha dejado un tanto descolocada:
Y el motivo es porque, de algún modo extraño, ¡ya lo había visto!: "Hoy voy a hablar de sueños"
¿Información registrada en mi cerebro sin que yo lo supiera? ¿Imaginación? ¿O será cierto que tengo cierta habilidad para ver el futuro? ¿Será que mis sueños, uno por uno se van cumpliendo? Mientras no llegue a ver el de los zombies ni el de las ovejas asesinas...
Os animo a que contéis vuestro sueño más raro que se cumplió, seguro que hay cientos.




Estos últimos meses, he tenido algún que otro sueño curioso. Sobre todo, lo que más destaca es he tenido tres sueños relacionados con animales.


En el primero de los sueños que recuerdo, estaba en una habitación rodeada por cientos de gatos, y yo les iba acariciando la cabeza con cariño. Parecía como si estuviera meditando cual llevarme a casa, aunque la realidad se coló en mi sueño y me decía a mi misma que no podía tener un gato en la actualidad.


El siguiente sueño, no sé si porque almacené una escena de "Kafka en la orilla" en algún lugar de mi subconsciente o porque esa noche había cenado demasiadas espinacas, el caso es que soñé... que en una tienda me daban un par de donuts, y descubría que en realidad eran gatos enroscados sobre sí mismos. Agh, que asco, me levanté con el estómago revuelto...


En los diccionarios de sueños se dice que soñar con gatos anuncian desgracias y pesares. Cruzaré los dedos, por si acaso.


Para compensar tanto sueño con gatos, llegó el turno del perro, en este caso un mastín muy gracioso que jugó conmigo en un descampado. Soñar con perros sí se lo que significa: representan a tus amigos, los que tienes y los que vendrán; y se considera un buen augurio si no te ataca o muere en el sueño.


***************************


Pero el sueño más raro, y que he escogido para ilustrar esta entrada, es el de la partida de ajedrez. No recuerdo muy bien qué pasaba antes, pero resulta que me sentaba delante de alguien que se parecía a mí (¿yo misma?) y sobre la mesa había un juego de ajedrez... que solo tenía piezas blancas. Cuando empezábamos a jugar, me liaba porque no sabía cuáles eran mis piezas y cuáles pertenecían al oponente. Muy lioso, ¿verdad?


Jugar al ajedrez es una representación de una "batalla" (ya sea sentimental, laboral, etc), en la que las piezas blancas representan el lado bueno (es decir, el objetivo que se persigue) y las piezas negras representan el lado malo, o negativo. Si ganan las negras, pues significa que no lograrás lo que deseas, y si ganan las blancas, pues que sí. ¿Pero si en el tablero todas las piezas son blancas, qué quiere decir eso? ¿Que haga lo que haga, salgo ganando? ¿Que el juego en realidad no tiene ni un lado bueno ni malo, sino que todo saldrá bien?


Junto con estos sueños y el aumento del tic en mi ojo derecho, creo que voy a pasar unas navidades metida en un balneario.


Un saludo, y hasta la próxima entrada!

10:59 a. m.

¡Gracias a Mital por las fotos! Yo soy la de verde Link.




Bueno, con unos días de retraso (una semana), aquí os dejo la segunda parte dedicada al Salón del Manga, con especial mención a la gente que entró a la Farga.






Peña de lo mejorcito:



- La gente del foro, la revista y página web de Animangaweb.





- Conocer a gente de otro foro, "El palacio de Sheik". Son los chicos de la foto de arriba, cosplayados con elegancia e inteligencia (seguro que no pasaron calor ni acabaron hasta arriba de sus respectivos disfraces), y con los que tuve una larga conversación donde entró desde los juegos de Zelda, las series, los doblajes españoles, como manejar una katana, etc...



- A los del stand de Dolmen, Banzai y a CineAsia.





- Al stand que vendía daifuku.



- A la gente educada, agradable y amable que no insistía en hablarte en catalán cuando veías que no les entendías.



- Al navegador "tom-tom": Un navegador que se inventaba las calles, y nos llevaba a un mundo paralelo donde se pueden atravesar los edificios como si fuera nubes y las calles cambian de dirección y de nombre con el soplo del viento... (Bueno, sí, es una máquina, pero tenía su gracia).







Peña no tan buena:



Los ladrones. No, mi bolso está bien. Pero nos robaron, delante de nuestras narices una tela (así, ala por el morro), y una colección de sellos raros. Si es que...



Y el premio a la mención especial va dedicado a "El Despistao" (o el "Voy a vacilar a estas"): Un tipo que llegó a nuestro stand para preguntarnos "si sabemos que es un manga". Entonces... ¿por qué estaba ahí dentro? ¿No le habría salido mas barato y práctico buscar en internet, y no gastarse el dinero de la entrada y pasar al salón? Bueno, cada uno con su mecanismo. Y no, no era periodista (no le vi la acreditación).

Sonidos Molestos:



Los culpables de que el viernes tuviera una de las peores jaquecas de mi vida.



- Los vídeos de JONU: El stand de Animanga estaba justo al lado del stand de JONU, donde de forma intermitente ponían los primeros cinco capítulos del anime de Bleach y del anime de Nana... una y otra, y otra, y otra, y otra vez... Al principio cantaba "Broken Rose" y "Life is a like a boat", pero a la 50ava vez, ya no podía mas.



- El stand de los pesados de “MundoCombo”, con su canción puesta a toda pastilla, y los vídeos de sus integrantes proclamando que bueno es ser friki... puesto como a mil vatios de potencia. Un rato en ese stand, y perdías 105 puntos de cordura (y esto... si es friki).



Con esto y un saludo... ¿Hasta el año que viene?




Hoy, 12 de noviembre, nacieron:


- Grace Kelly.


- Neil Young.


- Auguste Rodin.


- Y yo, jejeje...


Asi que, haciendo un ejercicio de egoísmo y egocentrismo propio de una escorpio, me dedico esta entrada.


La próxima, será la segunda sobre el Salon del Manga, con fotos incluidas.


Un saludo!

12:53 p. m.


Me encanta el cartel de este año

He sobrevivido al XIII Salon del Manga.


Y esta vez, sin incidentes graves ni nada que no sea diversion y un poco de trabajo. Divertido y ameno, aunque visto desde la distancia de alguien que no hace cosplay, que no se gasta el dinero en figurillas ni posters (uf... que pereza, limpiar el polvo) y que de vez en cuando hacia una escapada para visitar la exposicion dedicada a los autores del Nouvelle Manga y a ver jugar al Mah-Jong y al Soul Calibur.


¿Mi parecer sobre este salon? Pues... Al ser cuatro dias y con un puente de por medio, habia gente pero tampoco fue tan agobiante como el año pasado. Ademas, esta vez los organizadores tuvieron la genial ideal de llevarse las actuaciones de cosplay y la sala de proyeccion a otros pabellones, lo que dejaba mas espacio para los stand y para que la gente circulara con mas tranquilidad. No hubo tantos autores como el año pasado, pero si estuvieron Boillet y Aurelia Aurita (si llego a leer antes "Fresa y Chocolate" y "Japon", habria ido a la firma).


Como tengo cosillas que contar y estoy esperando a las fotos para subir alguna "decente" y nada comprometedora, pues hare varios post dedicados al salon. Con paciencia...


Este primer post, lo dedico a mis adquisiciones:


- El segundo tomo de King of Thorn.


- El primer tomo de Detective Conan, por capricho.


- La pelicula de XXXHolic. Es de las pocas veces que veo un anime bien doblado... No estan mal las voces, y han respetado la traduccion a la perfeccion.


- Un llavero de Sakura Card Captors y otro de Piccolo de Dragon Ball. Para regalar los dos.

En Jonu me dieron una bolsa con esta imagen, jejeje...

- El numero de CineAsia dedicado a "Simpathy for Lady Vengeance"


El peor dia, sin lugar a dudas, fue el viernes 2 (supuestamente, laborable).


Eso si, ¡tengo un dibujo de Bonache, dedicado! Cuando tenga un ratico y una camara de fotos, lo cuelgo con mucho orgullo.

Desde aqui, muchas gracias a la peña de "AnimangaWeb"

Proximo post: Gente diversa del Salon: los buenos, los locos, los divertidos, los extravagantes, los padres perdidos, los niños desaparecidos, los bordes, lo agradables, los... (Ya paro, ya paro).

p.d: No, no es que de repente no sepa lo que son los acentos, es que mi ordenador se los come. Cuando este reparado, me ocupare de la ortografia.

A falta de pocos días los dos grandes acontecimientos del mes de noviembre: Mi cumpleaños y El Salón del Manga en Barcelona, os pongo muy rápidamente mis reseñas de libros referida al mes de octubre.




El castillo blanco, de Orhan Pamuk.


Yo suelo decir que reniego y reniego de las novelas históricas. Pero este no es el caso, claro. A veces mis deseos chocan contra mis odios. Yo deseo leer más libros de premios nobeles, y si para ello tengo que leer novela histórica, que así sea.


El castillo blanco narra la vida de un joven veneciano capturado por los turcos durante el renacimiento. El chico sobrevive gracias a sus conocimientos en distintas ramas científicas (básicamente, medicina). Mientras está cautivo, se encuentra con un hombre turco que es idéntico a él, y que los demás llaman "El Maestro". A raiz de ese encuentro, los dos tienen una relación amistad-odio profunda. Es un libro pequeño, que se lee en un ratico, y que, salvando unos pocos capítulos en el centro de la trama, se hace ameno y hasta divertido.



Out, de Natsuo Kirino.


Regreso de nuevo al género policíaco o thriller, y además, a Japón y sus rarezas. Esta novela es una historia de suspense sobre cuatro mujeres, "amigas" (enseguida cuento porqué) que trabajan en una fábrica en el turno de noche. Una de ellas está casada con un borrachín y ludópata que se gasta todos los ahorros y encima llega a pegarla, por lo que ella le asesina en un arrebato de odio. Pide ayuda a las únicas mujeres que conoce que mantienen la calma, y una de ellas, la protagonista real de la historia, propone descuartizar el cádaver, esparcir sus restos en todos los contenedores de Tokio y enterrar la cabeza... a cambio de una módica cantidad de dinero, claro. Toda esta acción les lleva no solo a vivir con la permanente sospecha de la policía sobre sus cabezas, sino a una revisión de sus vidas, bastante miserables desde todos los puntos de vista (arruinadas, familias desestructuradas, maltrato, etc...) Además, sus acciones tienen como consecuencia arruinar a una especie de jefecillo Yakuza, que se toma su particular venganza sobre estas mujeres en los últimos capítulos del libro.


El final... He leído por allí que es lo mejor de la novela. No estoy muy de acuerdo, la violencia me pareció gratuita y un poco sin sentido, pero en fin... Eso es lo que define a un thriller.


Como dato curioso, esta novela fue adaptada al cine en el 2002.
p.d: Ahora mismo, ultimando detalles de mi viaje... ¡que ilusión!

NO

8:38 p. m.

Esta foto pertenece a "Kiwi in my photos"




A veces pienso:
Que me gustaría estar en silencio, mucho tiempo en silencio.
Que la ciudad donde vivo no es un personaje de novela ni de cine, sino un enemigo contra el que tengo que luchar tantas veces a lo largo del día, que me agoto.
Que me gustaría escribir directamente todo lo que pienso, sin más, y no volver a sentirlo. Como si al escribir, se perdieran esos pensamientos extraños y negativos que me asaltan.
Que me gusta el Retiro en Otoño, sobre todo cuando mis pasos me llevan hasta los pies de "El Ángel Caído", en el momento en que el sol se pone detrás.
Que ojalá fuera más alegre o coqueta, o más extrovertida, o más inteligente, y entonces me doy cuenta que, si deseo más, es porque lo tengo pero no me siento satisfecha.
Que me encantaría tener confianza en mi misma y sobre todo, en los demás.
Que ser maduro está muy sobrevalorado.
Que no sé donde voy a estar el próximo año por estas fechas (me preocupa por un lado, y por el otro, intento tomármelo como una aventura)
Que se valora el optimismo y la alegría, pero en meses como este, una se puede permitir tener días pesimistas.
Que si no vuelvo a oír o decir la palabra No, me llevaría menos disgustos.
Y que debería llover un poco más.
p.d: Y tranquilidad, que mañana pongo un post más alegre.

10:20 a. m.


Ayer, tras la visita relámpago del Señor de los Txupetes, otras blogueras y yo acudimos hasta el Barrio del Pilar para ver "Madame Butterfly", una interesante propuesta en la que se combinaba la danza contemporánea con la ópera clásica.
Los bailarines tienen algo muy peculiar: su cuerpo, en el escenario, parece que es de humo, o de plumas. Parecen suaves y hermosos, y tan ligeros que a veces temo que salgan volando por el aire tras dar uno de sus saltos. Tras esa apariencia delicada en realidad se esconden músculos, y callos, y pies doloridos, y piernas agarrotadas y brazos sudorosos que el maquillaje consigue ocultar.
Volviendo a la obra, tenía momentos líricos muy hermosos y vivos, como la entrada de las geishas, la espera de Cio-Cio, la protagonista; el simbolismo de la cultura japonesa frente a la americana, y la simbología reflejada en un río, en un árbol o en un extraño duende. La música mezclaba las arias más conocidas de la ópera de Puccini con música contemporánea o sonidos de tambores, piedras o simplemente... el silencio (algo que a veces echo de menos en teatro, cine y tv, pues existe una especie de miedo al vacío que hace que se rellenen momentos dramáticos con música). Al principio, no sé si por la historia o porque yo no me encontraba en una situación psíquica propicia, la obra me pareció un poco fría y distante, como si lo que contaran no fuera con los bailarines. La sensación fue pasando poco a poco, por fortuna, pero hasta casi después de la primera media hora.
Lo que sí era una lástima es que el teatro estuviera medio vacío.
******************
Mi consejo: Aprovechad ahora que es el Festival de Otoño en Madrid.





Digo, no... Al Cubo de la Alcazaba.





Si esto de los blogs hubiera aparecido en mis años de estudiante (donde me desahogaba en chats y páginas de Expediente X), hubiera podido contar en tiempo real lo que era la facultad de Biblioteconomía antes del traslado a la Alcazaba.



En esos años, el casco antiguo de Badajoz estaba tomado por la basura, las cacas de perros y los cascotes de los edificios que se caían literalmente encima del incauto paseante. Alguna iniciativa (como un mercadillo de antigüedades y fiestas patronales) se pusieron en marcha para revitalizar una zona olvidada. Badajoz tenía la mala pata de no ser ni capital europea de nada, ni siquiera de contar con la eficaz gestión alemana, japonesa, francesa o inglesa. En todos esos países, un barrio antiguo no se degrada así porque así; e incluso tras las guerras y hecatombes diversas han sido capaces de regenerarse.


Por otro lado, la facultad de Biblioteconomía malvivía con sus alumnos encajonados en unas escasas habitaciones "cedidas" por una residencia universitaria. Um... Que bien me sentaba a mi el olor a basura y a desagüe por las mañanas bien tempranito. Los alumnos reclamaban una facultad (a ser posible, y lo más lógico, en el campus universitario, con el resto de alumnos de la UNEX).



Pero entonces un grupo de cabezas bien pensantes decidieron unir: zona degradada + actividad estudiantil = casco histórico recuperado. Y por ese motivo, la nueva facultad de Biblioteconomía, Documentación y Comunicación audiovisual se ubicó en el interior de la muralla de la Alcazaba (ver fotografía superior), aprovechando el hospital militar abandonado y en ruinas. Además, estaba también la Biblioteca de Extremadura, en situación parecida a la facultad.


Hasta ahí, con sus más y sus menos, se puso en marcha el proyecto. Como el hospital militar era demasiado pequeño para dar cabida a todas las necesidades de la facultad y la biblioteca regional, se propuso la creación de un "cubo". A todo esto, los alumnos se sentían como piezas de ajedrez en un complicado juego, o más bien, como unos niños a los que había que mentir y convencer para que aceptaran sin aspavientos la medicina que se les pretendía dar ("que sí, que tendréis mucho espacio; que ya veréis que facultad más bonita; que no tendréis que estar subiendo y bajando de los autobuses todo el día...")



Yo fui de los alumnos que inauguramos las instalaciones en la alcazaba. Recuerdo esos primeros meses en los que se cortaba la luz, se inundaban las salas, no había cafetería... También, que las clases (solo tres aularios) tenían unas ingeniosas ventanas para que circulara el aire y así ahorrar en aire acondicionado (buena idea, sí) pero que permitía pasar todos los sonidos de todas las aulas. Quizá lo que pretendían era que los alumnos se sacaran todos los cursos a la vez, escuchando a tres profesores distintos por hora.



Después, inevitablemente, el roce hace el cariño. Las cosas empezaron a funcionar, los profesores y alumnos se acostumbraron al ruido. La cafetería que se abrió resultó ser un bonito lugar de reunión, y hasta la biblioteca empezó a ser frecuentada por la gente del barrio.



Y después de todo eso, los Amigos de Badajoz ganan la querella que interpusieron contra el "cubo" de la Alcazaba (es decir, el 90% de mi facultad), y el juez ordena su derribo, siete años después de su inauguración. No una reforma (como pintar el exterior del color "caqui" de los restos de la muralla), ni una solución intermedia que no suponga gastarse casi el triple de lo que costó edificar el cubo. No, directamente, a derribarlo.

Supongo que los Amigos de Badajoz, a quienes yo admiraba por su labor para intentar recuperar el casco antiguo, les gusta las cosas tal y como estaban, es decir: en ruinas. No sé si la culpa de esta decisión viene dada por el retraso de la administración en Extremadura (una comunidad muy aficionada a la burocracia lenta, en papel y a ser posible, con fotocopia triple); por la falta de delicadeza hacia los estudiantes; o por la pasividad de los políticos. Solo sé que, desde el punto de vista del estudiante de la facultad, supone dar tres pasos atrás.


Aquí os dejo una foto del famoso delito contra el paisaje que supone el "cubo" de la facultad, para que juzguéis vosotros. Por desgracia o casualidad*, no soy capaz de encontrar una foto de Badajoz antes de la construcción del cubo, para que se viera que antes de eso... solo había un trozo de muralla derribada y cascotes llenos de basuras.




* Sí, casualidad...


Más información en: El Hoy


Carretera a México, fotografía de Robert Frank.






Estos días se puede disfrutar de una interesante exposición conjunta sobre fotografía del siglo XX, tanto en el Círculo de Bellas Artes como en la Fundación Canal: "Momentos estelares: La fotografía en el siglo XX"







Se trata de una exposición que recorre la historia de la fotografía y sus distintas corrientes a lo largo del siglo XX. Hay de todo: desde la visión microcóspica de la forma de una flor, hasta la mirada de una madre viuda e inmigrante (Dorotea Lange; a la izquierda), pasando por los trabajadores de las minas en Brasil (Sebastao Delgado), el surrealismo, e incluso la fotografía publicitaria, el collage y la fotografía de moda.









Más información, aquí.




******************
Al margen de esto, me voy un tiempo de vacaciones. Aprovecharé para leer todo lo que no he leído, solucionar cuestiones estéticas, revisitar amistades, y devorar todo los tomates, jamones y tortillas de patatas casera... Vamos, vida de pueblo.
p.d: Después de dedicar un artículo a una exposición de fotografía, solo me falta... mis gafapasta.

Br... Que frío empieza a hacer, puñetas. Y la gente aún pone el aire acondicionado, a tope además. Br...





Llevo unos meses extraños, en los que tardo más de lo normal en leer un libro. Quizá sea la elección de la lectura. O que tengo la vista cansada de estudiar/trabajar/estudiar/escribir.





Este mes, solo he leído lo siguiente:





"El secreto de Christine"



Sipnosis: Un médico forense, Quirke, sorprende en su despacho a su hermano adoptivo, Malachy, también médico en el mismo hospital. Intrigado por el hecho de que el recto y admirable Malachy haya trastocado el historial de una muchacha (fallecida por infarto cerebral, según la falsa autopsia), decide ahondar un poco. De este modo, descubre que la chica, Christine Falls, murió desangrada durante un parto.

A partir de ahí, Quirke se mete en una trama en la que está implicada su familia, altos cargos del país y hasta un millonario americano... Todo ello ambientado en la Irlanda de la posguerra.

Al margen de las habilidades de John Banville/Benjamin Black para describir personajes, situaciones y una época tan peculiar; la obra en sí no me ha parecido que sea "género negro", como la han definido. Más bien es un drama con un toque de suspense, que hasta el mismo autor olvida a veces. Te da la sensación, mientras lees los capítulos interminables sobre el día a día de Quirke y sus relaciones con las personas que le rodean, que la trama de Christine Falls no importa mucho. De vez en cuando, el autor se acuerda, parece que piensa "Eh, que tengo que meter algo sobre la intriga", y deja caer un capítulo que aclara solo un trocito de la historia. En el medio, te mete la vida de todos los personajes implicados y sus turbias historias... pero sigue olvidando a la Christine del título. No hay motivación por el que el personaje de Quirke decide investigar (¿por que su mujer también murió en un parto? A la mitad de la novela, resulta que él tampoco la quería mucho). Se crea una falsa expectativa de "¿quién ha sido y porqué?" que no es real. Ya desde el principio, cualquier lector "mal pensado" llegaría a la conclusión de que la Iglesia está metida.

Pero no se puede criticar un libro solo por el contenido (es uno de mis defectos). Es cierto que Benjamin Black es un escritor con estilo propio. Describe tan bien que hace que sientas en todo momento lo que es estar en una taberna irlandesa a las 12 de la mañana, y hasta puedes oler las calles o sentir la niebla... Sin embargo, como lectora aficionada al género políciaco, esperaba más investigación o al menos un poco más de novedad.

Y otra duda que tengo es... ¿De qué te sirve publicar bajo pseudónimo, si después usan tu nombre real en la portada? (En la edición española, hay una etiqueta que pone: John Banville es Benjamin Black).


****************

P.d: ¡Me voy al Salón del Manga!

Y esta vez, me graparé el bolso a la ropa.

1:29 p. m.




Hay veces en la vida en que una se encuentra un libro (en este caso, cómic, pero para mí es casi lo mismo) que provoca tal sentimiento que ya no se ve ni la historia ni la realidad de la misma manera. Y además, por un motivo o por otro, de repente leo más noticias sobre el tema que me ha interesado (y que resulta que siempre ha estado allí, agazapado en mi mente, para salir y escapar en cualquier momento).



"Maus: Diario de un superviviente" narra la vida de Vladek Spiegelman, un judío polaco que sobrevivió a Auschwitz, contada a través de las entrevistas que mantiene con su hijo y autor del comic (Art Spielgelman). El hecho novedoso es la "animalización" de los personajes, representados por especies de animales según la raza o la nacionalidad. Los judios son ratones, los alemanes, gatos; los polacos, cerdos; los americanos, perros, etc, etc...





Pero pronto, esa forma de contar la historia, que puede parecer un poco naif, se olvida. Muy hábilmente, Art empieza con una mini historia, un recuerdo de su infancia asociado a su padre, donde deja bien patente como la experiencia de sobrevivir a un campo de concentración no solo afectó a Vladek, sino también a su hijo. Luego, se ve como Art acude a visitar a su padre para contarle la idea de hacer un comic con la historia de su vida. Así, descubrimos dos cosas: que la madre de Art, Anna o Anja, se suicidó; y que Vladek y su hijo tienen una relación díficil, en parte debido al carácter fuerte y hasta estrafalario del protagonista del relato.





En las primeras entrevistas, Vladek cuenta su vida antes de la guerra, sus escarceos amorosos y sobre todo, cómo conoció a Anja. De este modo, también conocemos como era la vida en Polonia y para las familias judías antes de que todo empezara. Luego, cada página nos lleva a una situación que empeora por momentos: como Polonia entra en guerra, como empiezan a confinar a los judíos en guettos, y por último, como se empiezan a llenar los trenes para ganado en dirección a Auschwitz. Vladek logra sobrevivir porque es un tipo listo, que se adapta rápido y aprende enseguida. También porque es ambicioso, algo sibilino y avaro. Se puede estar o no de acuerdo con él, pero hay que reconocer que piensa rápido y por ese motivo, se salva de muchas situaciones peliagudas. Anna también sobrevive, en parte porque él la convence de que lo mejor es luchar por vivir; aunque los remordimientos o sus nervios frágiles le acaben llevando al suicidio cuando la segunda guerra mundial queda ya lejos.




El tema de los supervivientes del holocausto judío es uno de esos temas que, aunque leas y releas, sigues sin llegar a creerte del todo. ¿Se puede ser tan cruel? ¿Cómo podían dormir tranquilos los líderes de semejante barbaridad? El lunes y el martes se celebró en Madrid el seminario: El holocausto y su significado para nuestros días. Coincidencia o no, esta semana, con motivo de la publicación de su nueva novela, el premio nobel Imre Kertész reflexionaba sobre como se ve ahora Auschwitz ("Como un parque temático para turistas"). Por otra parte, este mes han salido a la luz la otra cara del mismo campo de concentración: un album de fotografías del comandante Karl Hoecker donde se ve a unos muchachos y muchachas alegres tomando el sol, comiendo en el campo, posando con sus uniformes...





El albúm fue donado de forma anónima al United States Holocaust Memorial Museum.


¿Podría volver a ocurrir algo semejante? Según Kertész, y muchos otros, el hecho de que existiera, indica que en cualquier momento podría volver a suceder. Hoy también he leído sobre la condena al "carnicero del hospital de Vukovar", hecho juzgado por el Tribunal de La Haya, uno de los crímenes más atroces de la guerra de los Balcanes, entre otros miles que ocurrían entonces y continuan.

****************

Bueno, mi recomendación es que Maus (único cómic que ha ganado el premio Pulitzer) es una lectura obligatoria. También voy a tratar de leer más libros sobre el tema, como "Dossier K" de Kertesz. Y, lejos de recomendar la lectura del Diario de Anna Frank (que todo el mundo conoce), hay otro diario de una niña danesa que cuenta como ella y su hermana mayor pasaron siete años escondidas en un desván. El título es "La ventana de arriba". Además tiene una secuela, "El viaje de vuelta", donde la autora cuenta como los familiares que sobrevivieron logran reunirse y más o menos tratan de regresar a la normalidad... si es que se puede.

p.d: ¿Será este el post más largo de Estados Hipnagógicos?

De mayor yo quiero ser...

Chica Tarantino



Modelo para un cuadro/escultura



Gothic Lolita en Japón


Niña mala de familia rica



Oso panda en el zoo de Madrid



Escenógrafa




Dramaturga



Vidente



Novelista con muchos pseudónimos




Mangaka



Pintora

Guionista de videojuegos



Propietaria de varias casas



Modista

... Gato


"Pata chula"... Buen disfraz para los próximos carnavales...




Estas últimas semanas he disfrutado series y películas distintas. La magia de la mula, del cine y de la biblioteca de mi barrio, donde hay más dvds que libros.


Empiezo por...

- "Grindhouse: Planet Terror" y "Death Proof": A falta de poder disfrutar de lo mismo que los americanos por vivir en España, las he visto en diferentes cines, en diferentes salas, con otras personas, doblada o subtitulada. De la primera, la peli de Robert Rodríguez, me gustó su sentido del humor negro y la acción trepidante... Aunque también reconozco que todos los fallos del guión (¿a propósito? Supongo, ese es el espíritu Grindhouse) también me gustaron.




La crítica puso por las nubes a la parte de Tarantino, y dicen las malas lenguas (y el Fotogramas) que ese es el motivo por el que en Europa hemos visto Grindhouse dividida. Es cierto que la parte de Tarantino tiene mejor música, y unos diálogos vibrantes y divertidos. En cambio, el ritmo es lento, y la historia parece que se queda coja... Aunque también puede ser un homenaje a las películas "grindhouse". Como es una tradición americana, aquí supongo que cuesta entender.


Al principio de la peli, mi compañera de aventuras, Nayix hizo una gran observación de las suyas : "Tarantino se ha vuelto feminista". Y es cierto. En sus últimas películas, los personajes femeninos han cobrado fuerza, inteligencia y también libertad. Las mujeres Tarantino son mujeres que no se preocupan por aprobar la próxima oposición, por llevar pendientes, estar arregladas, ir al gimnasio (a menos que les encante); en definitiva, mujeres libres y sensuales. Capaces de matar con una katana, enfrentarse al tipo que las acosa y soltar tacos sin ni siquiera ruborizarse. Solo por este detalle, ya merece ver la película en cuestión. Sin embargo, hay muchas más cosas, como los constantes guiños a Kill Bill, a la otra mitad de Grindhouse y a otras películas de serie B.


- "La vida de los otros": Cualquier cosa que se diga, quedará corta. La historia la conoce cualquiera que haya seguido un poco las noticias de cine. A mi me pareció una estupenda película, merecedora del oscar que se llevó. Recomendadísima por este blog y por cientos de miles, ya sea en DVD o en cine (en Madrid aún la están poniendo). Detalle proporcionado por otra fanática: La película está basada en el libro "Sonata para un buen hombre", aunque aún no he localizado si está editado o no en España.



- Millenium Actress: Deseaba ver esta película, sobre todo después de conocer la obra de Satoshi Kon (Paprika, Paranoia Agent), un mangaka lejos de los estereotipos que es capaz de prodigiosas maravillas, como Millenium Actress. La historia cuenta la vida de una actriz y su historia de amor narrada a través de las películas que realizó a lo largo de un siglo. Es un homenaje al cine en general, y en particular, el cine japonés (desde las películas de apoyo al régimen hasta las más modernas de ciencia ficción), al propio país y también a la nostalgia. Me encantó la frase del final... Que no reproduzco porque no quiero fastidiar. Está disponible en DVD.


- Series como "Seinfield", "Me llamo Earl" (que la Sexta emite, pero cuando le viene en gana y sin orden ni concierto), "Sexo en Nueva York", etc... Han caído en las redes de la Mula o han sido saqueadas de la biblioteca tan audiovisual que tenemos en el barrio.

Y para el próximo viernes, antes de mis vacaciones de verano póstumas, pondré la reseña de los últimos libros que me he leído (entre ellos, Maus).

Un saludo!

Sueño Dada de Ernst





Hace ya tiempo, en la red solía aparecer un anuncio de la venta de un fármaco basado en las propias sustancias que generaba el cerebro, y que podía ser como una droga que produjera bienestar y euforia. El anuncio decía algo así: "¿Para qué comprar drogas? ¡Puede fabricarlas usted mismo con su cerebro!"



Yo creo que tengo sobredosis de esa droga natural. No necesito estimulantes para tener visiones tan raras como la de las últimas semanas... Y eso que creo que estos sueños han sido hasta tranquilos...





- El Gran Acuario: Estoy de visita en un acuario, descansando en la cafetería. De repente, veo una raja en el cristal, aviso a la gente, corro y utilizo una mesa para protegerme a mi y a otra señora. Cuando se rompe el cristal, unos fragmentos se clavan en mi tobillo izquierdo y empieza a sangrar. Por más que pido que me lleven a un hospital, nadie me hace caso.





- Lío en Río: Una conocida se lía con un famoso en una fiesta, y yo les pillo. A la chica le echo en cara que tiene novio, y al otro le digo que ya le vale, que está a punto de casarse con otra famosa.



- El patio de mi casa es particular: ... Y no porque cuando se llueve se moja como los demás; sino porque en la terraza habitan famosos (como los chicos guapos de Anatomía de Grey) o todo el equipo de producción de una película. Dos noches distintas tuve dos sueños parecidos, esto es, me asomo a mi terraza y me encuentro que hay montado todo un espéctaculo. Probablemente, el motivo sea porque me paso bastante tiempo de estudio frente a la ventana de mi habitación, que da a un gran patio vecinal que en teoría es un jardín pero está lleno de porquería.



- National Geographic presenta: Los colibrís-mariposa.


En el sueño ocurren muchas cosas extrañas (como que estoy viviendo en una casa enorme, oscura y vacía). Lo único que recuerdo es que, al final del mismo, estoy caminando por una calle al atardecer acompañada de otras personas. En eso que veo una pared llena de una especie de bichos muy extraños, que levantan el vuelo y forma una nube. Son pájaros pequeñitos, solo que en vez de las alas normales de los pájaros, tienen alas de mariposa (de color rojizo-anaranjado, además). La gente que me acompaña me dice que son muy comunes en esa zona. Aprovecho la ocasión para hacer una foto a estos extraños animales.

Exactamente, ese era el tipo de alas que tenían los pajaritos. Pertenecen a la mariposa Monarca, una especie muy conocida que en Otoño empieza su migración por Estados Unidos (dato recién extraído del Google, yo sé tanto de bichos como Grissom de mujeres).
Y con esto, os dejo hasta la próxima actualización!








En el post anterior hablé de "mi orgullo de lectora". Ese orgullo me ha llevado a comerme marrones literarios impresionantes, pero también tiene su parte buena. Cuando me obligo a leer una obra hasta por lo menos la página 100 es por un motivo: porque a veces lo mejor se esconde en el final.




En este caso, he dedicado el mes de Agosto (calor y frío a partes iguales) a leer uno de mis autores favoritos: Henry James. Conozco "La copa dorada" y también esa maravilla que desarrolló el gusto por las historias de fantasmas: "Otra vuelta de tuerca".




"Las bostonianas" es una historia de amor en el ambiente de las sufragistas en el Boston del siglo XIX. Tras la guerra de secesión, una joven adinerada y soltera (Olive Chancellor) decide ser magnánima con un pariente suyo del sur y le invita a cenar a su casa. Este invitado, Basil Ransom, es un sureño conservador que enseguida choca con su prima Olive, pues ella es una activista del movimiento femenino. Solo para fastidiarla, Basil la obliga a que le invite a una reunión. En el transcurso de ese encuentro, Basil y Olive conocen a Verena Tarrant, una chica de familia humilde que tiene el don de la oratoria.




Los dos personajes se enamoran al mismo tiempo de ella. Olive toma ventaja pues consigue que los padres de Verena se la cedan para que la eduque y se convierta en una fabulosa oradora. Por otro lado, Basil, que apenas gana mucho como abogado, es capaz de apreciar que bajo el atractivo de Verena y sus discursos sobre la liberación de la mujer, hay una chica que solo desea que la admiren. El final me ha parecido muy bueno, lo mejor de la novela. Y algunas de las frases me las guardo para próximas citas.




Recomiendo el libro, pero advierto: hace falta que el lector aprecie mucho la literatura del siglo XIX, con sus aciertos y sus desaciertos. Y descubrir un clásico siempre viene bien.




*************************




Y otro apunte cultural:






¡Vuelve la Noche en Blanco!




El próximo 22 de septiembre, en Madrid, regresa la Noche en Blanco. Museos, bibliotecas, teatros, salas de conciertos, etc... abren sus puertas toda una noche y de forma gratuita. El año pasado fue todo un record, más de 600000 personas pasearon por la ciudad hasta las 7 de la mañana.


¿Qué actividad escogeré? ¿Cual me conviene más? ¿En cual habrá menos cola y podré estar más tranquila? (No soporto las muchedumbres)


Para resolver esas cuestiones, aquí os dejo el enlace de la página organizadora. Pincha!


¿O quizá debería apuntarme como voluntaria?

12:59 p. m.

"Escribe las primeras siete páginas de la forma más aburrida y caótica imposible... Solo un buen lector insistirá para terminar la obra, y esos son los lectores que merece la pena tener" (Consejo escuchado a un profesor de un taller literario)


Enredando en la web, encontré este blog: Pyjamarama!, con una interesante entrada sobre los libros que el autor abandonó y sus motivos.

Como este mes, lo único que he leído ha sido "Las Bostonianas" (haré una breve reseña en la siguiente entrada), para animar el blog, voy a "copiar" la idea.

Yo reconozco que tengo "orgullo" de lectora (ay, el orgullo no lleva a ningún lado), y por eso soy capaz de leer de todo y acabarlo. Es mi memoria la que hace el proceso de selección de "esto debes recordarlo, esto... a la papelera del Windows". Aún así, repasando, creo que yo también tengo algunos PLOM en mi carrera de rata de biblioteca. A veces justificada, otras no tanto... Por norma general, si a la página número 100 sigo sin enterarme de nada, hago "PLOM!"

Top Ten:

1. "La carta esférica" de A. Pérez Reverte. Esto me pasó por confiarme. Como me habían gustado mucho "El club Dumas" (las razones, en la entrada anterior) y "La tabla de Flandes", pensé que ya había encontrado a otro autor interesante a quién seguir al menos una temporada. Sin embargo, "La piel del tambor" me pareció una historia insulsa y sin gracia; y "La Carta esférica" regresó a la estantería de la biblioteca. Los personajes principales demasiado estereotipados, una historia demasiado pesada en la que la acción no transcurre... hasta la página 350 por lo menos...

2. "Mortal y rosa", de F. Umbral. Bueno, sí, me da pena profunda su muerte; y esta novela es la única que recomendaba mi profesor de literatura... Pero es que no puedo...

3. "Jonathan Strange y el señor Norrell"... Como ya definí en su momento, "Es una mezcla espantosa entre Jane Austen, J.K Rowling y una tesina sobre literatura inglesa, todo ello en el contexto de libro de fantasía. Agh..." Y encima, lo tengo en mi estantería y no sé que hacer con él...

4. "El amor en los tiempos del cólera" y "El amor y otros demonios". Me encanta Gabriel García Marquez, pero estas dos novelas aparecen en mi lista de historias porque no me llegaron lo suficiente como para hacer el esfuerzo de terminarlas.

5. "El bosque de los pigmeos" de Isabel Allende. El libro que cierra la trilogía de "El águila y el jaguar" me confirmó lo que ya preveía al leer "El señor de las bestias": era como ver una trilogía de películas. La primera buena, la segunda regular, pero la tercera... Un truño. Ya he tachado a I. Allende y no pienso leer nada más de ella.

6. "El Señor de los Anillos", de Tolkien. Que conste que me terminé "La comunidad del Anillo" y solo me quedan tres o cuatro capítulos de "Las dos torres"... pero es que me desesperaban todas esas las descripciones, las canciones, el día a día de los personajes, las parrafadas sobre el hijo de tal que es hijo de cual e hijo del de más allá... Mi bestia negra; y que conste que la historia me encanta, pero cuando un autor es tan descriptivo, sin ningún sentido del humor y encima misógino, pierde todas mis simpatías.

7. "El código y la medida". Por aquel entonces, yo andaba entusiasmada por los libros de la Dragonlance. Este fue el libro que me alejó de la saga, al menos durante una larga temporada... Es tan, pero tan, tan malo que ni lo he vuelto a intentar.

8. "Aramanonth", de Ana María Matute. Imposible.

9. "Nos espera la noche", de Espido Freire. Bueno, me encantó "Diabulus in Musica", pero esta novela mezcla extraña de La casa de los Espíritus, fantasía y escritura hebraica antigua me decepcionó bastante.

10. "La ciudad y los perros", de M. Vargas Llosa. No es que sea mala o buena literatura, es que no me enteraba de nada, pero de nada, de nada.


Me dejo en el tintero a Carmen Martín Gaite y su novela "Entre visillos", alguna novela cutre policíaca (todas esas en las que el investigador privado vive en la Roma clásica o en la Francia medieval), y clásicos de la literatura inglesa (Middlemarch, Mrs. Dalloway, etc...) También debo reconocer que "El romance de Genji" me gusta pero me resulta pesado de leer todo seguido.

La vida es corta y encima rápida, así que no se puede perder el tiempo con un libro que no te llega a algún lugar del alma, por muy bueno que sea según todos los críticos.


En una misma tarde vi los siguientes libros en la misma mesa de novedades del Corte Inglés:

El club Lovecraft, por Antonio Lázaro Cebrián.
El manuscrito de Dante, por Nick Tosches
El club Dante, por Matthew Pearl

Los círculos de Dante, por Javier Arribas
La ecuación Dante, por Jane Jensen

(Ya os vale... ¿Quereis dejar en paz al pobre de Dante?)
El hombre que amó a Jane Austen, por Sally Smith O'Rourke
Y el que faltaba para el duro:

La sombra de Poe, por Matthew Pearl (Este le ha cogido gusto a la formula)

Escritores de bestseller: dejad en paz a mis autores favoritos. Ni H.P Lovecraft perteneció a una secta secreta, ni Poe escondió enigmas en sus relatos y poemas, ni Jane Austen tuvo amantes escondidos, ni Dante viajó al infierno y regresó convertido en la reencarnación del diablo...
El argumento de las sectas secretas reunidas alrededor de un artista y su obra ya ha sido bastante explotado por autores como Dan Brown o Arturo Perez Reverte (al menos este fue original y "El club Dumas" es tambien un homenaje a los lectores). Los asesinos que matan obsesionados por un autor también es un clásico de las novelas policíacas...

Por favor, dejadles en paz. Eran creadores, solo eso. Personas que se sentaban delante de una hoja en blanco y empezaban a escribir, con sudor y lágrimas, ocultos tras un biombo en plenas reuniones familiares o alumbrados por una vulgar vela o lámpara de aceite.
Las mesas de novedades de las librerias están llenas de este genero literario, con cientos de ejemplares colocados como columnas, con sus tapas bien a la vista. Me produce asombro e irritación. Asombro, porque sospecho que tienen éxito; irritación porque leo los argumentos y todos me parecen un calco del anterior. Supongo que, detrás de estas novelas, se esconden lectores apasionados de sus obras, que piensan que les rinden "un homenaje"... cuando en realidad lo que les gustaría es tener la mitad de la mitad de su talento.

Como ultima reflexión, añado que si esto ocurre con autores que llevan doscientos o mas años muertos... ¿Que ocurrira en el futuro? ¿Quienes seran los artistas expoliados en el año 2200? Stephen King será convertido en un loco asesino en serie, Paul Auster tendra una vida doble como espia del gobierno, y... lo peor... Antonio Gala ocultara mensajes masónicos en sus poemas de amor...

Mejor no pensar en el mañana. Es aterrador.

Antes de que el terremoto me arrancara de mi domingo de larga siesta, el sábado por la tarde disfruté del Reina Sofía (y de la entrada gratuita) para ver la siguiente exposición:



Si miras atentamente, puedes escuchar como tejen.


Amy Cutler es conocida sobre todo por una serie de acuarelas donde refleja un particular mundo, poblado por mujeres obreras. Sus obras tienen la apariencia de las ilustraciones de cuentos infantiles. En la exposición que se puede ver en el Reina Sofía, la artista ha trasladado el mundo de sus acuarelas a la escultura, aprovechando una habitación entera. En la sala solo hay una mesa rústica, las figuras de las mujeres tejiendo hilos que proceden de otras figuras femeninas (fantasmas o espíritus, pues carecen de piernas) que sostienen los extremos.

Es solo eso, pero merece la pena parar un momento por allí y luego visitar el resto de la colección permanente (las salas dedicadas a Dalí, Miró, Man Ray...).

Más información:

Reina Sofía

Amy Cutler

11:53 a. m.

Esta mañana, estaba yo realizando mi deporte favorito de los domingos (remoloneaning en la modalidad horizontal), cuando de repente todo temblaba: la lámpara, la propia cama, mis apuntes.

Ha sido tan rápido, que solo he pensado que eran los vecinos de arriba, expertos en hacer obras en su casa a horas intempestivas. O incluso que era uno de mis sueños surrealistas y extraños...

Pero no, es cierto: un pequeño terremoto en el centro de España, 4.7 en la escala de Ritter.

Ahora, tengo miedo... voy a reforzar la casa y a alquilar pelis de desastres, para ver "que no debo hacer".



Cuando llega el verano, los telediarios y los periódicos se llenan de noticias muy frikis (o freaks, según como uséis el término).
Mi favorita es la del gato Óscar, un "adorable" minino de una residencia de ancianos en Rhode Island (EE.UU). Según dicen, es un gato que predice la muerte: Dos horas después de haber visitado a algún anciano, este fallece.



Declaración de Óscar: "Pero si yo solo voy a comerme los bombones que dejan las visitas..."

Los médicos aseguran que no hay error, y que se debe a algún tipo de instinto del animal que acude allí donde "huela a muerto". En mi opinión, deberían hacer un experimento bien sencillo: poner al gato en una residencia, pero de estudiantes; porque en una residencia de ancianos la muerte es un visitante bastante común, ¿no?



**************************



Y esta noticia, me ha encantado:



"Un lego gigante en la playa"





En una playa de Holanda, apareció flotando un muñeco lego gigante, con el lema "Not Real than you are" (algo así como "no soy más real que tú"). De momento, no se sabe bien de dónde proviene o quién le arrojó al mar, pero ahora es la principal atracción de la playa de Zandvoort.


Declaración del Lego: "¿Qué pasa? ¿Es que uno no puede darse un bañito?"



¿No será un Lego mutante, arrojado al water por algún niño aburrido? ¿O un pobre explotado del parque de Legoland, que se lanzó al mar para huir de una vida de esclavitud? ¿Es más real que yo?


******************************


Por último: añado en mi lista de blogeros de interés a Hernan Casciari. Si queréis saber algo sobre vuestra serie de televisión favorita, es vuestro hombre. Eso sí, tened cuidado con los "Espoiler".


También añado el blog de Flying Pig, otro bloggero joven y con mucho que contar.


¡Que disfrutéis del verano! Este blog no cierra en vacaciones, tan pringada es su dueña, jejeje...


p.d: ¡Ya tengo el último disco de Lifehouse!


7:58 p. m.

Me muero de calor...


Estoy muy vaga y apenas tengo ganas de escribir... pero si no dejo esto, tendré que ponerme a estudiar o a fregar la casa, y me apetece aún menos cualquiera de las dos opciones.


Así que, alargando al infinito este ratito divertido comienzo con la reseña de este mes.


*********************


Si en Junio me felicitaba a mi misma por haber devorado cuatro libros, este mes debo confesar que han sido solo dos, y tampoco es que me hayan descubierto nada nuevo.



1. "Entre Limones" de Chris Stewart.



Típica historia de americano/inglés (¿qué tendrá la cultura anglosajona con respecto a la vida rural en Europa?) que se compra una casa en una región remota de algún país y después escribe un libro para contarnos lo bien que se las apañó y como tuvo que lidiar con las peculiaridades de los habitantes de la zona. En este caso, al menos, Chris Stewart le echa buen humor y optimismo, y no deja del todo mal a las personas de los pueblos de la Alpujarra (Granada). Según dice la solapa, este inglés inquieto (fue batería de los Genesis, ha trasquilado ovejas en Nueva Zelanda, etc) sigue por allí, entre las gallinas, perros, gatos y limones. Alguna anecdota resulta cuanto menos que graciosa, pero en general es un libro para pasar un ratillo y terminar en una tarde...



2. "Muerte en la rectoría", de Michael Innes.

Clásico de los clásicos de la novela policíaca. Como ya habrá observado el lector, cuando tengo dudas existenciales sobre que leer, suelo tender al género policíaco. Realmente es porque en mi casa tengo toda la colección publicada por el País hace un par de años, y me resulta más barato y rápido. En este caso, para leer tirada en el césped de la piscina, ¿qué mejor que una novela con un misterio complicado en medio? La historia comienza con el asesinato del rector de una pequeña universidad en Oxford. El cuerpo aparece en el despacho de la rectoría, rodeado de huesos y con un agujero de bala en el cráneo. La peculiaridad del crimen reside en que no había forma humana de entrar al recinto de la facultad, y por tanto los sospechosos son los profesores que habitan el claustro principal. Por supuesto, todos tienen un buen motivo por el que asesinar, y también secretos que ocultar...





*****************************

Por último, una recomendación que nos llega de la mano de Quico Balay: En el programa de radio por internet "On the Rocks" han entrevistado a Fran Fernández, el último indie, y cantante del grupo Australian Blonde.

Y si te ha gustado la entrevista, chuza por aquí.

*************************

El próximo post... Viaje a San Sebastián.

La semana pasada, yo estaba de vacaciones, y por tanto, desconectada de la realidad. Y aún así, me persigue. Nada como leer el periódico regional en la piscina para encontrarte la siguiente noticia:


La policía del aeropuerto de Eindhoven(Holanda) se encontraron con el cuerpo del delito aún fresco: un gran graffiti que ponía, con todas sus letras, la siguiente indignante frase: "Almendralejo". Si en holandés, esa palabra significa un insulto, lo desconozco. El caso es que decidieron buscar a los culpables, fácilmente identificables: niños con las manos manchadas de pintura.


La noticia, aquí mismo, aunque el títular habla por si solo.



Pero, claro, no solo los almendralejenses hacen este tipo de cosas cuando salen al extranjero. Hace unos meses, otro grupo de españoles se entretuvieron "ultrajando" la bandera de Lituania.



*************************

De la actualidad, hay dos noticias que me dejan algo estupefacta:

1. El secuestro de "El Jueves" , y su repercusión en los blogs y foros dedicados al comic. Entre ellos, El Listo y también la gente de "Rantifuso".

2. "Un juez retira la custodia de sus hijas a una mujer por ser lesbiana".

¿De veras estamos en el año 2007?

p.d: A la vuelta de las vacaciones, tenía pensado escribir un recopilatorio de conversaciones captadas en la piscina de mi pueblo, poblada por esos seres medio ballenas medio sirenas que son las señoras con permanente...



¿... de los protagonistas de "El club de los cinco"?

Hace poco, he vuelto a revisitar este "clásico" de los 80, una de esas pelis que la 2 programaba cuando no tenía otra cosa que poner y que, por tanto, solíamos ver como diez veces... Hasta que la 2 descubrió que eran más baratos los documentales.

La historia de la película es conocida ya por todos, y su banda sonora (Simple Minds y su "Don´t forget about me") está en todas partes, gracias en parte por el anuncio de Coca-cola.


Enredando por IMDB (Una de las bases de datos más completas que existen), descubrimos los últimos trabajos de los cinco actores protagonistas. Empezamos por...


- Emilio Estevez: que hace del chico sanote y deportista. Ha sido el entrenador de los Patos ("Los campeones"), voz en la última película de Luc Besson (Arthur y los Minimoys) y amiguete de Charlie Seen en "Mens at work" . Entre sus últimos proyectos, rodó la peli "Bobby", sobre la vida y muerte de Robert F. Kennedy. Quizá es de los mejor parados...







- Anthony Michael Hall: El "empollón" del club del desayuno no ha parado de trabajar. Tiene pendientes de estreno tres películas, participa en la nueva aventura del Batman de C. Nolan, e incluso rodó una serie, "La Zona Muerta", basada en la novela de Stephen King. Creo que ha sido el que mejor ha envejecido.


Con la pinta de pardillo que tenía...

- Judd Nelson: El gamberrete y tierno a la vez John Bender. Ha aparecido en algunos capítulos de CSI y CSI Nueva York (donde interpretaba a un ejecutivo de una tabacalera). También tuvo un cameo en la peli "Jay y Bob el silencioso contratacan", y un papel importante en "De repente, Susan", con Brooke Shields. Como dato curioso, estuvo prometido con Shannen Doherty (Prue en Embrujadas, pija tontaina en Sensación de vivir). No encuentro una foto de él que no se descuadre, así que os remito a su página personal en IMDB. Pinchad aquí.


- Molly Ringwald: Estrella juvenil en los 80, gracias al éxito de "La chica de rosa" y "Felices dieciseis" (pelis juveniles que la Primera solía poner todos los sábados), ha trabajado también en muchas series, telefilmes y pequeños cameos en películas como "Esta no es otra estúpida película americana". Yo la he visto en un capítulo de Medium donde hacia de una pobre chica ciega.




- Y por último: Ally Sheedy. En el Club de los cinco, hace el personaje más divertido y extraño, el de Allison (la escena en la que decora un dibujo con su propia caspa, jejeje). Ha envejecido más o menos bien, y sigue trabajando haciendo películas, cameos en serie, etc...



Como nota curiosa, por lo visto Molly Ringwald luchó por el papel de Allison, pero al final (y con acierto) lo ganó Ally. Personalmente, me parece que está más mona con el estilo grunge-vagabunda que con todo el maquillaje y el floripondio del final de la peli.

Nada, chicos, me despido hasta el próximo viernes... ¡de vacaciones!

p.d: Este post se llama "reflexiones en pantuflas" porque... empecé a escribirlo en casa, con las sandalias de andar por casa.

1:42 p. m.



Llevo mucho sin hacer reseñas de películas. Es cierto que voy poco al cine (mi economía está por los suelos, o más bien, bajo ellos). Entre las últimas que he visto (Piratas del Caribe 3 - me encanta la ortodoncia del niño en la escena inicial; y Zodiac - interesante, pero se queda algo coja), destaco "28 semanas después" por dos razones:


1. Me dejó sin aliento.


2. Es un raro caso donde la segunda parte de una película es mejor que la primera (y eso que "28 días después" es ya un clásico de culto entre los aficionados al género zombie).

Pasamos a analizar el contenido y alguna de las escenas. Advertencia: Posibilidad de spoiler.

Historia: En "28 días después", unos activistas ecologistas entran en un laboratorio para liberar a unos monos, sin saber que los animales están infectados por un virus letal conocido como "la rabia", que se propaga rápidamente hasta acabar con toda la población inglesa en 28 días...

En "28 semanas después", el virus ya está controlado, y por tanto, los habitantes ya pueden regresar a pequeñas colonias protegidas por el ejército americano. Uno de estos supervivientes es el personaje interpretado por Robert Carlyle, protagonista de la mejor escena de la película (el comienzo, aterrador). Sus hijos estaban milagrosamente de excursión por España, y por tanto, a salvo del virus. Cuando regresan, su padre les cuenta como murió su madre, y después, a los niños no se les ocurre otra cosa que largarse a su antiguo hogar para recuperar sus pertenencias (la chica, unas bailarinas; que hay que ser...), provocando que el virus se reactive de nuevo... (no cuento porqué, para que sea una sorpresa).

A partir de ahí, el ejército americano pone en marcha su "código rojo", que consiste en: 1. Encerrar a todos los refugiados en un sótano, dejando una puerta abierta para que entren los infectados; 2. Disparar a tutiplén cuando consiguen escapar; 3. Lanzar bombas aéreas y destruir Londres; y 4. Por si acaso, gasear a todos los que queden.

Los niños, protegidos por una doctora que conoce como curar el virus - o al menos lo sospecha; y un militar americano con cierta conciencia, tratan de escapar tanto de los "rabiosos" como del ejército americano.

Es una película descarnada, tanto por el nivel de sangre y escenas realmente asquerosas (la muerte de la madre, tuve que taparme los ojos y los oídos porque no lo soporté) como por los planteamientos éticos que se plantean: ¿Matarías a un ser querido para salvar tu pellejo? ¿Cuanto durarías si se declarara una situación así en la realidad?

Yo muy poco, entre esa habilidad que tengo para correr, que sin mis gafas no veo mucho, y que me canso enseguida... Ni un día, oye.

***********************

Hablando de "zombies", enrabietados y un largo etc...

Recomiendo que le echéis un vistazo a "Apocalipsis Zombie", uno de los blogs más peculiares y con más seguidores que conozco. Según sus propias palabras: "Diario de un superviviente en un mundo que inexplicablemente se derrumba.Rodeado de "no muertos" trata de sobrevivir, dia a dia, en un entorno hostil y lleno de retos."

Se rumoreaba que iba a salir en edición libro, pero no tengo noticias.

Y también, para introduciros en el mundo de los zombies, os remito a la clásica saga de playstation: Resident Evil (desde el facilillo RE Zero hasta el último, RE 4, que transcurre "en algún lugar de la Mancha, jejejeje).

Con esto y un saludo: Hasta la semana que viene!

Esta vez, he batido mi marca de libros. Normalmente, mi media está entre una o dos novelas por mes... En Junio, cuatro han caído entre mis garras devoradoras. Es normal, teniendo en cuenta que viajando en tren se lee bastante, y mis víctimas no han sido sesudos ensayos sobre la paz mundial y el conflicto en Oriente Medio...


Empezamos por el primero:





- "Sábado", de Ian McEwan. De este autor, ya me había leído "Expiación" (de la que próximamente estrenarán la película). Si de esta novela podía decir que me había gustado (sobre todo la descripción que realiza sobre el calvario de los soldados en las tierras francesas durante la 2ª Guerra Mundial), de esta otra novela, "Sábado", tengo más bien una sensación agridulce. Por un lado, tenemos un ejemplo de estilo narrativo implecable, con un gran vocabulario y un deslumbrante uso de la lírica... Y por otro, una historia soporífera.





Todo comienza cuando un cirujano de éxito, Henry Perowne, se despierta la mañana de sábado y ve como un avión en llamas sobrevuela Londres. Después, te describe paso por paso su rutina de ese día libre: sexo matutino con la esposa, partida de squash con un colega, charla con el hijo... Etc, etc... A todo esto, McEwan cae en lo que yo más odio de los novelistas actuales: "sus personajes tienen vidas maravillosas". Mujer perfecta, hijos talentosos (uno guitarrista, la hija, poetisa), con una "pedazo" de casa en el centro de Londres, vacaciones en el "castillo" del abuelo en Francia... Claro, cuando ya has leído que este tío lo tiene todo, te entran ganas de que alguien le parta la cara: y eso es lo que ocurre (¡por fin!) en la página 200. Pero por supuesto, el perfecto doctor Perowne y su perfecta familia sale indemne y feliz.


¡Quiero familias disfuncionales!



- "Viajes por el Scriptorum", de Paul Auster. Novela corta pero contundente, que me transportó desde el Londres del año 2003, hasta una pequeña habitación toda blanca donde un anciano, Mr. Blank, trata de recordar qué hace allí y quién fue él. A lo largo de un día (otra vez la temática del único día narrativo), vemos como Mr. Blank recibe distintas visitas, y también sus actividades en el pequeño habitáculo. (Posible Spoiler) El tema del libro es la relación entre el artista (escritor, en este caso), y sus obras. Yo también me he preguntado que me diría alguno de mis personajes si tuviera ocasión (sobre todo, aquellos a los que se las he hecho pasar "putas").



Al menos, espero que no me suceda como al escritor francés Pierre Jourdé, que fue linchado por sus personajes. (Más información aquí)



(Gracias a "El otro Minuet" por la información)





- "La Piedra Lunar: 2ª Parte", de Wilkie Collins. La segunda parte que resuelve el misterio de la dichosa Piedra Lunar, a través de las cartas y extractos de los diarios de cada personaje involucrado en la historia. Hubo un momento en el que temí que la resolución del caso fuera del tipo "todo ha sido un sueño", pero no... Por fortuna. Aunque al final, yo hubiera hecho que uno de los personajes hubiera restituido el diamante a su lugar de origen...



- "Detrás de la máscara", de Louisa May Alcott. Sin duda, conoceréis a L.M Alcott por su obra más conocida "Mujercitas" (clásico juvenil que ha visto adaptaciones a la gran pantalla, miniseries, dibujos animados, etc, etc...). Pues bien, esta novela no tiene nada que ver. Se trata de una de sus primeras obras, y el tema es el de la mujer ambiciosa que, para lograr sus objetivos, hace lo que sea. Inteligente, calculadora y muy sibilina, Jean Moir llega al hogar feliz de la familia Coventry en calidad de nueva institutriz. Aprovecha la debilidad de cada personaje para obtener algo de ellos, hasta que al final consigue lo que más ansiaba: una posición desahogada y un título nobiliario. En algunos fragmentos, parece la versión oscura de "Jane Eyre".

Lectura entretenida, sobre todo si te gusta el estilo narrativo de las hermanas Bronte y Jane Austen. Abstenerse aquellos que no soporten la literatura inglesa (Alcott era americana, pero esta novela bebe de las fuentes inglesas) del siglo XIX.

Y con esto, y un gran saludo, me despido.