10:20 a. m.


Ayer, tras la visita relámpago del Señor de los Txupetes, otras blogueras y yo acudimos hasta el Barrio del Pilar para ver "Madame Butterfly", una interesante propuesta en la que se combinaba la danza contemporánea con la ópera clásica.
Los bailarines tienen algo muy peculiar: su cuerpo, en el escenario, parece que es de humo, o de plumas. Parecen suaves y hermosos, y tan ligeros que a veces temo que salgan volando por el aire tras dar uno de sus saltos. Tras esa apariencia delicada en realidad se esconden músculos, y callos, y pies doloridos, y piernas agarrotadas y brazos sudorosos que el maquillaje consigue ocultar.
Volviendo a la obra, tenía momentos líricos muy hermosos y vivos, como la entrada de las geishas, la espera de Cio-Cio, la protagonista; el simbolismo de la cultura japonesa frente a la americana, y la simbología reflejada en un río, en un árbol o en un extraño duende. La música mezclaba las arias más conocidas de la ópera de Puccini con música contemporánea o sonidos de tambores, piedras o simplemente... el silencio (algo que a veces echo de menos en teatro, cine y tv, pues existe una especie de miedo al vacío que hace que se rellenen momentos dramáticos con música). Al principio, no sé si por la historia o porque yo no me encontraba en una situación psíquica propicia, la obra me pareció un poco fría y distante, como si lo que contaran no fuera con los bailarines. La sensación fue pasando poco a poco, por fortuna, pero hasta casi después de la primera media hora.
Lo que sí era una lástima es que el teatro estuviera medio vacío.
******************
Mi consejo: Aprovechad ahora que es el Festival de Otoño en Madrid.

0 Responses to "Madama Butterfly"

Publicar un comentario