1:07 p. m.




El nombre de Persépolis hace referencia a unas ruinas de la antigua capital del imperio persa, antes de ser destruida por Alejandro Magno. Y también, es una serie de comics y una película de la única autora iraní de comics, Marjane Satrapi, exiliada en Francia por voluntad propia.



Marjane "Marji" vivió el momento en que el gobierno de Irán pasó de un dictador (el shá) a la revolución islámica. De repente, se vio obligada a llevar pañuelo, a no jugar con sus amigos y a vivir casi oculta. A pesar de la restricción, consigue escuchar Iron Maiden y Beeges. Como tiene un carácter rebelde y díficil, sus padres la envían a Viena a estudiar, y allí conoce Europa, experiencia que no fue del todo tan positiva como se creía al principio, y acaba regresando a Irán...


A ratos humorística (sobre todo, a la hora de relatar las incongruencias que tienen que soportar las mujeres), a ratos dura como un mazazo, también hay ternura, cierta mirada inocente y cinismo, como toda buena obra. A la hora de adaptar el comic, se ha suavizado algunas de las historias, otras las ha recrudecido y otras están acertadamente mejor expuestas. Podría hablar largo y tendido de muchas de las escenas, pero tengo dos que me hicieron revolverme en la butaca: cuando la madre de Satrapi se enfrenta a un guardia a la salida del supermercado, y cuando la abuela le dice que debe ser siempre digna y fiel a si misma.


Mi recomendación para el puente, eso si podéis encontrarla en algún cine.


******************


Después del puente... Hablaré de [REC], culpable de mis últimas pesadillas y de que ya no me fíe de la aparente calma del bloque de vecinos.

Un saludo, y feliz puente!

0 Responses to "Persépolis"

Publicar un comentario