11:53 a. m.

Esta mañana, estaba yo realizando mi deporte favorito de los domingos (remoloneaning en la modalidad horizontal), cuando de repente todo temblaba: la lámpara, la propia cama, mis apuntes.

Ha sido tan rápido, que solo he pensado que eran los vecinos de arriba, expertos en hacer obras en su casa a horas intempestivas. O incluso que era uno de mis sueños surrealistas y extraños...

Pero no, es cierto: un pequeño terremoto en el centro de España, 4.7 en la escala de Ritter.

Ahora, tengo miedo... voy a reforzar la casa y a alquilar pelis de desastres, para ver "que no debo hacer".

6 Responses to "Terremoto en Madrid"

  1. Anónimo Says:

    Y yo que me he quedado sin notarlo. Eso sí, luego me he visto en la 6 un documental sobre desastres naturales. Para que luego digan que sólo se pueden ver documentales en la 2 a la hora de la siesta.

    Un saludo, Alberto (de la Factoria)

  2. Nayix Says:

    joder leti, como en japon! menudo susto hijamia, cuidate!

  3. Tchupón Says:

    En año y medio pasé dos, uno de 5,3 que duró un minuto y se notó bastante, aunque mi casa es sólida y tampoco mucho, te queda una sensación de mareo si vives en un piso alto. El otro también debió ser potente (sin apenas daños) pero estaba durmiendo y no lo noté.

    Ahora me he hecho muy sensible a los sismos, y detecto cada dos por tres (en México hay bastantes, de baja intensidad) movimientos, aunque son sólo unos segundos.

    A ver si no peta esto.

  4. Roskat Says:

    Fueron cinco segundos, y no me dio tiempo a pensar que había sido un seísmo ni nada por el estilo... Aquí en el trabajo la gente comenta que se mareó y todo, pero yo estaba más fresca que una rosa.

    Si no hubiera sido porque vi el marco de la ventana y la lámpara balancearse, hubiera pensado que era un sueño.

    Nayix, me da envidia la vida que llevas en Irlanda... Y tomo nota de las recomendaciones de Tchupón, por si algún día también visito el país de los Leprechaumps.

    Un saludo!

  5. vanesa Says:

    Pues no me enteré de nada. Estaba desayunando en un bar enfrente de casa, y nada de nada. Eso si, vino la señora del bar temblando, como si hubiera visto a Elvys vivo diciendo que había habido un terremoto y que en el octavo donde vive ella, se había notado mucho mucho.
    besitos leti

  6. Brigado Perón Says:

    ¡Facebolla! ¡Me lo he perdido!

Publicar un comentario